Bolsonaro entrega la base espacial de Alcántara a los Estados Unidos

Donald Trump y Jair Bolsonaro exaltaron el acuerdo firmado por los dos países en torno a la base de Alcántara, en Maranhão. Las salvaguardias tecnológicas (AST) permitirán el uso comercial de la base de lanzamiento espacial. Por los términos discutidos, EEUU podrá lanzar satélites y cohetes de la base maranhense.

Según el presidente brasileño, el acuerdo viabilizará el centro de lanzamiento de Alcántara.

«Después de 20 años, estamos finalizando un acuerdo de salvaguardas tecnológicas para permitir que empresas estadounidenses hagan lanzamientos desde Brasil. Es realmente una ubicación privilegiada, gracias a esa ubicación ahorraremos mucho dinero», dijo Trump agregando.

El uso comercial por Estados Unidos de la base en Alcántara pasó por negociaciones a principios de los años 2000, pero no prosperaron. En 2013, las tratativas se reanudan, pero sólo ahora han tenido avances significativos. Analistas políticos han expresado que este no es sino otro paso del país del Norte para rodear a Venezuela con miras a una futura invasión debido a que el país de Bolivar cuenta con la mayor reserva de petróleo del mundo.

Flávio Rocha, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal del ABC (UFABC), afirma que ahora Estados Unidos tiene acceso al sitio más estratégico-de todo el mundo- para el lanzamiento de satélites. El especialista en geopolítica y seguridad internacional entiende que el acuerdo está motivado por una política «ultra-neoliberalizante».

«Se busca una alineación geopolítica a toda costa, a corto plazo, con Estados Unidos», evalúa Rocha, que es enfático al afirmar que la negociación de la base de Alcántara plantea la soberanía del país bajo peligro. «El mayor riesgo que veo en ello es una pérdida de autonomía política e ideológica del país para desarrollar una serie de tecnologías que serían de interés nacional. Son tecnologías que nos permitirían elegir socios estratégicos, socios para desarrollar toda una gama de ciencia y tecnologías, que podrían colocar a Brasil en un nivel distinto de lo que él está hoy en la comunidad científica mundial «, complementa.

Durante las trampas realizadas por el gobierno Temer, en una entrevista para Brasil de Fato en 2017, Ronaldo Carmona, investigador de geografía de la Universidad de São Paulo (USP), alertó sobre el riesgo de la presencia norteamericana en el país. Según él, el interés de Estados Unidos es contener la emergencia de nuevas potencias.

«Estados Unidos siempre maniobró en el sentido de disminuir la capacidad estratégica de Brasil de ser un país que tuviera mayor autonomía y condición de afirmarse como una potencia entre las naciones», dice Carmona.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com