lun. Sep 16th, 2019

Correa denuncia que Ecuador entregó a Assange a cambio de un crédito del FMI

MONTEVIDEO (Sputnik) — El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) acusó en entrevista con Sputnik al actual mandatario de su país, Lenín Moreno, de haber cedido a las presiones de EEUU para levantar el asilo del ciberactivista Julian Assange a cambio de un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Correa dijo que hay pruebas del acuerdo entre EEUU y Moreno y mencionó que el 30 de mayo de 2017 el presidente de Ecuador se reunió con el exjefe de campaña del presidente de EEUU, Donald Trump, Paul Manafort.

«Moreno adquirió el compromiso de entregar a Assange desde el inicio de su Gobierno. Tuvo una reunión con Manafort y los testigos dicen que Moreno ofreció entregar a Assange a cambio del apoyo financiero de EEUU; recordemos que ahora Manafort está preso por corrupto», agregó Correa.

El mes pasado, el FMI anunció la aprobación de un préstamo a Ecuador por 4.200 millones de dólares, de los cuales ordenó un desembolso inmediato de 652 millones.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador
Lenin Moreno, presidente de Ecuador

El expresidente Correa, que está enemistado con su excorreligionario Moreno, comentó también las visitas realizadas a Ecuador por el vicepresidente de EEUU, Mike Pence.

En esas ocasiones, Moreno se habría comprometido a «ayudar a aislar a Venezuela, dejar impune a (la corporación petrolera) Chevron, una compañía que destruyó media selva amazónica, y entregar a Assange», acusó Correa.

Correa especuló con que el mandatario ecuatoriano tomó la decisión de retirar el asilo a Assange luego de que WikiLeaks publicara documentos sobre la supuesta relación de Moreno con una empresa opaca, INA Papers.

«Lo que descontrola a Moreno, lo que le hace perder la cabeza y acelerar los procesos es que WikiLeaks publica un caso de corrupción que es indefendible. Moreno se va a ir preso; a pesar de que tiene toda la complicidad de la prensa, el caso es tan grave que tiene los días contados», dijo Correa.

El expresidente señaló que la empresa INA Papers fue registrada en 2012 cuando Moreno todavía era su vicepresidente, y cuando en el Gobierno «luchábamos a nivel mundial contra las «offshore», contra los paraísos fiscales».

Correa señaló, por otro lado, que  tenía diferencias con la conducta del ciberactivista Julian Assange, pero defendía su libertad por una cuestión de derechos humanos.

«Yo no estoy de acuerdo totalmente con lo que hizo Assange; nosotros no le otorgamos el asilo porque aprobamos todo lo que hacía (…) nosotros no estamos diciendo que todo lo que haga Assange sea legal, esté bien (…); nosotros defendemos a Assange porque estamos defendiendo derechos humanos fundamentales, como es el de tener un proceso justo», dijo el expresidente.

Rafael Correa, expresidente de Ecuador (archivo)
Rafael Correa

Correa: «Lenín Moreno es el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana»Correa señaló que durante su Gobierno tuvo «entredichos con Assange», sobre todo en cuanto a intervenir en las elecciones de EEUU en 2016.

«Eso no era correcto; pero no por eso lo iba a entregar a los leones o a sus verdugos. Lo que nosotros hicimos en ese momento fue llamarle la atención a Assange, porque somos muy respetuosos de la soberanía de cualquier país. Se estaba inmiscuyendo en las elecciones presidenciales estadounidenses; como tampoco nos gusta que se metan en nuestros asuntos cuando éramos Gobierno, no me hizo caso y le cortamos el Internet», agregó.

El 19 de octubre de 2016 Ecuador reconoció que restringió temporalmente el acceso al sistema de comunicaciones de su Embajada en Reino Unido con el fin de que Assange no interfiriera en el proceso electoral de EEUU.

El asilo concedido en 2012 a Assange fue «para garantizar derechos fundamentales, no para evadir a la justicia. ¿Cuáles eran los derechos fundamentales que estaban en riesgo? Dos meses nos tomamos para analizar el caso Assange: el derecho fundamental a tener un proceso justo y el derecho a la vida», explicó Correa.

En su opinión, Assange ya había sido «condenado» por la prensa de EEUU y los «halcones» de la política exterior de ese país querían castigarlo con la pena de muerte.

Please follow and like us: