El 30% de las aguas del Pilcomayo ingresan por el nuevo Canal Meyer

14/09/2014

A pesar de que estamos en épocas de aguas bajas, sin embargo, el 30% aproximadamente de las aguas del Pilcomayo están regando el suelo del chaco paraguayo gracias a la apertura del Canal Meyer, dijo el Ing. Néstor Kanasawa, uno de los técnicos de la empresa T y C encargada de los trabajos del primer tramo de 45 kilómetros.

“En épocas de aguas bajas todo el líquido iba a la Argentina, hay una pendiente importante del lado del país vecino. Esto hoy no ocurre gracias a las tareas encargadas por el MOPC. En este contrato hemos procedido a limpiar el Pilcomayo en el canal viejo y también construimos el nuevo canal conocido como Canal Meyer que está unos kilómetros más abajo que el canal viejo. Hemos intervenido en los 45 kilómetros que nos corresponde por contrato y en total hemos sacado alrededor de 3 millones de metros cúbicos de arena, de los cuales 1,3 millones se han sacado del nuevo canal. Otras empresas se encargaron de los demás tramos”, dijo Kanasawa.

Más adelante dijo que el jueves 29 de agosto se hizo la apertura del Canal Meyer y que las aguas transitaron sin problemas por los 45 kilómetros en los que la empresa T y C realizó trabajos de limpieza y rehabilitación del cauce. Aclaró que las últimas informaciones que recibió hace unos días hacia referencia a que las aguas llegaron a la Laguna Agropil y que la misma estaba siendo cargada. “Es una laguna bastante grande,  pero el río está entrando sin inconvenientes y en un día hizo el recorrido de toda la extensión que está cargo de T y C”, aclaró.

“Vamos a continuar con las tareas hasta diciembre. Los trabajos que quedan están relacionados a proteger a las poblaciones ribereñas de la próxima riada que empieza en noviembre. Hay que recortar unos meandros en la zona de Pozo Hondo y sacar la arena sedimentada bajo el puente de forma a evitar que el río se desborde y afecte a las poblaciones cercanas, entre otras cosas”, dijo Kanasawa.

Agregó que el MOPC está trabajando para hacer posible que no haya espacio entre los trabajos que se realizan ahora y los que realizará la empresa que gane la próxima licitación. “Los tiempos dan y las autoridades de obras públicas están haciendo todo lo posible para que las tareas tengan continuidad. Es decir, que cuando nosotros terminemos nuestro contrato empiece a trabajar la empresa adjudicada para nuevas obras. En épocas anteriores el Chaco ha sufrido mucho por los atrasos en las licitaciones ya que el Pilcomayo trae alrededor de 80 millones de metros cúbicos anuales de arena, lo que demanda un trabajo continuado en el Pilcomayo para asegurar el ingreso de las aguas.

Please follow and like us: