El golpe estadístico de la OEA

Por Eduardo Bogado Tabacman

La preparación del golpe de estado en Bolivia se inició al día siguiente a las elecciones, con un golpe estadístico, un calculo estadístico con errores primarios, con el que la misión de la OEA descalificó el resultado de las elecciones.

Según la misión de la OEA «el TSE presentó datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral».

¿Como la OEA llegó a la conclusión de que hubo un cambio de tendencia?

La OEA realizó una proyección de los votos faltantes desde el momento en que el conteo del TREP se interrumpió, para saber cual debería ser el resultado final, una vez que concluya el conteo de votos. Su proyección discrepaba del conteo del TREP, cuyos resultados cuestionó.

¿Donde estuvo la falencia de la proyección de la misión de la OEA? Para hacer esa proyección, la OEA utilizó el promedio nacional de votos bajo la hipótesis de que ese promedio debería aplicarse a los votos que faltaban computar.

El calculo negligente de la OEA no tomó en cuenta, que los votos faltantes, correspondían principalmente a las zonas rurales, en que la votación era notoriamente favorable a Evo, así como en algunas áreas urbanas era favorable a Mesa.

METODOLOGÍA CORRECTA
A diferencia del estudio de la OEA, el informe del Centro de Investigaciones en Economía y Política (CEPR) utilizó una metodología mas adecuada que llevaba en cuenta las diferencias geográficas.

Para imputar un determinado resultado a una mesa, cuyo resultado todavía no había sido computado, tomó el resultado en una de las mesas cercanas geográficamente seleccionadas por sorteo.

De esta manera, se hacía la proyección en base a la tendencia anterior, pero no en base a un promedio nacional, sino en base al comportamiento de los votos en las mesas mas cercanas.

Como la mesa mas cercana era seleccionada al azar, el CEPR realizó 500 simulaciones seleccionando diversas mesas cercanas geográficamente al azar, para cada una de las mesas con votos no computados y en todos los casos se confirmó la victoria de Evo Morales por mas de 10 puntos.

Este y otros hechos, tornan necesaria una auditoría de la auditoría de la OEA, para identificar estas y otras falencias, y quienes fueron los responsables, que con su influencia indebida, generaron esta situación.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com