El gran fraude ha sido el informe de la OEA

El doctor Eduardo Bogado Tabacman tras analizar el informe de la OEA del Centro de Investigación en Economía y Política concluyó, en un comentario compartido en su muro, que en el caso de las elecciones bolivianas el gran fraude en realidad es el informe de la OEA.

Por Eduardo Bogado Tabacman

Entre los asesores del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR) se encuentran dos Premios Nobel de Economía, Robert Solow y Joseph Stiglitz, además de reconocidos académicos de las universidades de mayor prestigio en los Estados Unidos.

FALENCIAS DEL INFORME DE LA OEA
La debilidad central del estudio de la OEA ha sido no haber hecho el recuento de los votos acta por acta, como había solicitado el gobierno, y limitarse a analizar un pequeño número de actas, entre las cuales encontró apenas 145 actas en un universo de 35.000 actas.

EL ARGUMENTO DE LA INTERRUPCIÓN
Pero la piedra angular del argumento de la OEA, ha sido que después que se interrumpió el TREP se modificó la tendencia lo que presentó como evidencia del fraude. Esto se podría haber comprobado fácilmente con el recuento de los votos en base a las actas originales, que la oposición no quiso hacer y la OEA no lo hizo.

Pero este prestigioso centro de investigación americano, cuestiona también el supuesto cambio de tendencia en los datos del TREP, alegado por la misión de la OEA como evidencia del fraude, concluyendo que por el contrario, los datos del TREP son totalmente coherentes con los resultados finales debido a la incidencia de las actas provenientes de las áreas rurales que ingresan más tardíamente.

CONCLUSIONES
Después de aplicar sofisticadas técnicas estadísticas, el estudio concluyó: «En total estos análisis confirman que las tendencias generales en los resultados tanto del conteo rápido como del conteo oficial son fácilmente explicables y consistentes con el hecho de que las áreas rurales que transmiten más tarde sus actas favorecen en gran medida al MAS-IPSP, especialmente en la carrera presidencial.»

Y agrega: «Además, y contrario a las declaraciones públicas de la misión de la OEA, un análisis de los resultados del conteo rápido hasta el porcentaje (83.85%) en el que fue interrumpido el día de las elecciones, predice un resultado que es extremadamente similar a los resultados finales reales.»

El descomunal fraude que tuvo lugar, ha sido realmente el informe de la OEA, que con sus apreciaciones incorrectas e imprudentes, fueron los disparadores del golpe de estado que se terminó consumando.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com