El Guasón interpreta la violencia

Del muro de Mario Casartelli.

La pelicula no exalta la violencia, como sostienen algunos, sino la interpela, porque desnuda a grupos de ciudadanos que son consecuencia de un sistema económico perverso. Se refiere, sobre todo, a ese engranaje que domina en las sociedades cada vez más violentas por la mirada indiferente o distorsionada de quienes forman parte de ellas.
Enormes urbes como New York o São Paulo o México experimentan tiroteos masivos desde hace décadas, con desprecio absoluto hacia la vida, sin que ello, de tanta repetición, constituya noticia alguna. En países como el nuestro también lo experimentamos en menor medida, puesto que somos parte, aunque minúscula, de lo citado.

El diálogo de los tramos finales entre el Guasón (Joaquín Phoenix) y el conductor del programa televisivo (Robert de Niro) no tiene desperdicio, como cuando el Guasón confiesa ante cámaras haber matado a tres jóvenes «exitosos» universitarios. La sociedad, condolida con esas muertes, jamás se preguntó por qué fueron asesinados; le bastaron los acostumbrados informes desinformantes de los medios masivos, que casi siempre quedan en la periferia sin ir nunca con rigor al fondo de los hechos, pues no se preguntan por qué, en verdad, ocurren estas cosas. «Todos se horrorizan ante la muerte de los tres __dice el Joker, en un momento de tremenda lucidez, ya que es un sacudido mental__, pero si a mí me hubiesen matado, pasarían caminando sobre mi cadáver, indiferentes y apresurados, aplastándome… Esta es una sociedad horrible… usted es horrible».

Es una puntual denuncia, dolorosa, contra el esquema social, reproductor impune de masacres cotidianas. También contiene numerosos detalles que aluden a grandes emporios comerciales, cuyos dueños viven lujos afrentosos a costa de la miseria de los demás, como el caso del padre de un nińo (para entender con mayor rapidez el significado de esta parte hay que conocer previamente la historia de Batman); niño que con el tiempo se convertirá en un pseudo defensor de la justicia, sin percatarse de que fungiendo de súper héroe no pasa de ser otro reproductor _y defensor_ del mismo esquema de esa atroz desigualdad.

El Guasón (Joker) es una película que penetra y desentraña dramas psicológicos que afectan a muchos seres humanos, sobre todo a aquellos que padecen alteraciones mentales y quedan abandonados a su suerte, sin ayuda alguna, como el que representa el protagonista principal. Ya en otro momento hablé de la admirable actuación de Joaquín Phoenix, quien se alzó con el Oscar al mejor actor. La ví tres veces e iré a verla vez.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com