Essap deja sin agua a 160.000 personas en pleno brote de coronavirus

Uno de los pozos que empezó a excavar hoy Essap en 21 y Rojas Silva.

Por Jorge Villalba Digalo. (16/03/2020)

La aguatera estatal recibió en los últimos días, en el Facebook oficial de la aguatera, reclamos de vecinos de cuando menos 60 barrios de Asunción y alrededores. Unas 160.000 personas quedaron sin agua según se desprende de la propia versión del presidente de la Essap, Natalio Chase.

Luego de un año sin hacer nada para ampliar la producción de agua Chase anuncia ahora que se ampliará la planta de Viñas Cué  y que las obras estarán listas dentro de dos años, por lo que lo más probable es que los usuarios tengan que soportar la falta del servicio por tres o cuatro años más ya que ninguna obra pública se termina en plazo. Usuarios empezaron una campaña en redes sociales exigiendo una pronta solución al gobierno y la salida del presidente de la Essap.

La actual administración de Essap ha dejado ya dos veranos consecutivos sin agua a grandes sectores de la población de Asunción y del Area Metropolitana. Este año lo hace nuevamente en plena llegada del coronavirus. La aguatera ha dejado más de medio centenar de barrios sin el servicio y lo peor de todo es que la administración actual no tiene ninguna solución al problema en el corto plazo.    

El presidente Natalicio Chase tardó más de un año y medio para tomar una medida, el sábado pasado ha anunciado la perforación de 10 pozos para abastecer a 10 barrios, una medida tardía e inconducente a la solución del problema ya que la Essap ha dejado en los últimos días sin agua a alrededor de 60 baarrios. Según Chase el 15% de los usuarios,  que son 255.000, se han quedado sin servicio en las últimas semanas.  Esto equivaldría a casi 40.000 conexiones, por lo que la cantidad de vecinos sin agua rondaría 160.000 personas en el mejor de los casos.

Essap empezó a cavar hoy pozos artsianos en 22 Proyectada  y Estados Unidos, 21 Proyectada y Rojas Silva y Guayaiví y Médicos del Chaco.

La realidad es que Essap no dará solución al problema de la falta de agua en el corto plazo, lo ha declarado el mismo Chase a distintos medios, hace algunas semanas lo volvió a repetir diciendo que el problema es estructural, que la aguatera produce menos que la demanda potencia.  Indicó que la producción diario promedia 417.000 metros cúbicos y la demanda potencial es  490.000 metros cúbicos por día.  Un anuncio en ese sentido lo hizo también en abril del año pasado, pero hasta la fecha no aumentó la producción del agua y paradójicamente la Essap empezó a regalar tanques agua, cuando el problema según el propio Chase es la falta de producción. Los pozos son como una curita a un enfermo de cáncer.

La Essap recién ahora está realizando una licitación internacional que tiene un precio de referencia de 100.000 millones de guaraníes, alrededor de  16 millones de dólares. Una cifra insignificante si se considera que entre este año y el siguiente el gobierno prevé invertir más de 2.000 millones de dólares en obras. 

El presidente de la aguatera, Chase, dijo que las obras estarían listas en dos años, aunque teniendo en cuenta que no existe obra pública que termine en el tiempo fijado en principio, es de suponer que la solución estará lista en tres o cuatro años, por lo que lo este gobierno terminaría su mandato sin solucionar la falta de agua en Asunción y alrededor.  La situación es sumamente preocupante porque cualquier medida que se tome para tratar de frenar el coronavirus será completamente insuficiente si grandes sectores de la población no tienen acceso al agua potable.

El gobierno debería tomar las riendas de la provisión de agua y apelar a los mecanismos legales establecidos en la ley de contrataciones para la realización de compras rápidas por parte del sector público. Se deberá comprar urgentemente una planta ensamblable o aunque sea usada, o tal vez construir tres o cuatro plantas pequeñas contratando a varias empresas para acelerar los trabajos. La construcción de una planta o varias plantas de tratamiento de agua utilizando metal podría acelerar la terminación de las plantas necesarias para abastecer a la población. Abrir la licitación a la competencia internacional podría tal vez facilitar una pronta solución al problema.

La presión y las críticas a la Essap ha cambiado el discurso de Chase quien de hablar del problema estructural ahora dice que  el problema se solucionará pronto, que sólo necesitan de algunas lluvias, cuando en diversas ocasiones habló del problema estructural de producción de agua por debajo de la demanda potencial, algo que ha desatendido por un año y medio, y para peor ahora propone una solución para dentro de dos años!.

La situación de Chase es tan mala que sea cual fuere el resultado de excavar 10 nuevos pozos artesianos no podrá reponer su imagen de incompetente. Si los pozos resultan un gran suceso y se obtiene agua abundante, en forma rápida y barata, lo cual es improbable, se le cuestionará entonces que haya dejado pasar más de un año y medio sin ponerla en práctica. Y si los pozos no rinden, con más razón será criticado porque continuarán los barrios sin agua.

BARRIOS SIN AGUA

El Facebook de la Essap publica solamente algunos mensajes de los usuarios, por lo que la lista de abajo podría ser aún más larga, ya que la misma fue confeccionada a partir de las quejas de los usuarios en la mencionada red de la aguatera.

Entre los barrios que han sufrido y siguen sufriendo la falta de agua, o poco agua, se encuentran Sajonia, San Antonio, Nuestra Señora de la Asunción, Nazareth, San Pablo, General Díaz, San Vicente, Villa Morra, Villa Aurelia,  IPS Ingavi, Vista Alegre, Carmelitas, Mariscal ESigarribia, Los Laureles, Ciudad Nueva, San Marcos (limpio), Pitiantuta (Fernando de la Mora), Villa Adela (Luque), Curva Romero (Luque), Sata Teresa (Fernando de la Mora zona norte), Cuatro Mojones, Universo (Mariano Roque Alonso), zona Hospital Bautista, Tercer Barrio de Luque, Cuarto Barrio de Luque, Recoleta, alrededores de  Cruz del Defensor y Souza,  barrio Kennedy (Lambaré) Republicano, Pinozá,  Santa Luisa (Lambaré), Loma Pytä, Valle Apu’á (Lambaré) Barcequillo (San Lorenzo), Trinidad, Gaspar Rodríguez de Francia, Hospital de Clínicas viejo, Santa Rosa (Lambaré), Carlota Palmerola (Luque), Monseñor Bogarín (Mariano Roque Alonso), Itá Kaaguy (Fernando de la Mora), Roberto L. Petit, Mbuyae (Limpio), Santa Clara (Limpio), América (Luque), Loma Merlo (Luque), Aeropuerto (Luque), Cristo Rey, Calle Antequera hasta el Bañado Sur, Santa Ana, Pinozá, Ñeemby.

EL “REDIRECCIONAMIENTO”

Hace un par de semanas atrás la Essap  informó a la ciudadanía que estaba poniendo en marcha el redireccionamiento de la circulación del agua potable por las cañerías de los barrios de Asunción y que con eso se solucionaría la escasez del líquido. Nada más falso, ya que el problema es la escasa producción ante una gran demanda. En realidad lo que ha venido haciendo la aguatera es sacarle la provisión a algunos barrios para dárselos a aquellos que llevaban varios días o semanas sin recibir agua.  También dijo que este pasado domingo empezarían a perforar los pozos artesianos, pero hasta ahora nada se ha informado al respecto mientras siguen las quejas y las penurias de los asuncenos y de los vecinos de los barrios cercanos a la capital.

Esta mañana el presidente de la Essap, Natalicio Chase, recibió una nota de los vecinos del Bañado Sur, quienes hace dos semanas no tienen agua, en la que le emplazaban a la aguatera a reponer totalmente el servicio en diez días. Chase consultado por medios de comunicación dijo que el servicio se ha repuesto totalmente en un 100% al mismo tiempo que el Facebook de la Essap se “inundaba” de reclamos de los vecinos de diversos barrios por no tener agua potable.

Esto ocurre en el Bañado Sur. ¿Qué respuesta da el gobierno a este desesperado clamor de los más vulnerables de nuestra sociedad?

Posted by Margarita Durán Estragó on Sunday, March 15, 2020
Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com