Apoderado de Evo Morales a prisión

Un juez boliviano dictó este domingo seis meses de prisión preventiva bajo acusaciones de sedición y terrorismo a la apoderada legal de Evo Morales, encargada de los trámites para la postulación del ex presidente como legislador en las elecciones de mayo próximo.

El juez Armando Zeballos ordenó la «detención preventiva» de la abogada Patricia Hermosa «en la cárcel de Obrajes» de La Paz, mientras transcurra el juicio en su contra, informó a medios una fuente judicial.

Hermosa, ex jefa de gabinete de Morales, había sido detenida el viernes por solicitud de la fiscalía, bajo acusaciones de «sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo».

La ex funcionaria fue capturada en el centro de La Paz mientras realizaba gestiones legales para Morales.

El presidente derrocado protestó este domingo a través de Twitter, al señalar que «la justicia en Bolivia está subordinada a la dictadura», en alusión al gobierno de Jeanine Áñez (derecha), que tomó el poder tras su renuncia en noviembre.

«De manera completamente ilegal, mandan a prisión a mi apoderada Patricia Hermosa; sin ninguna prueba ni fundamento jurídico privan de su libertad a ex servidores públicos. Tampoco devuelven mis documentos. #DictaduraEnBolivia», escribió.

Morales denunció que la policía secuestró un poder notarial y el original de una libreta de servicio militar, requisitos indispensables para la inscripción en el tribunal electoral de su candidatura a un escaño en el Congreso.

El propio Morales es también investigado por sedición y terrorismo, tras la difusión de un audio en el que supuestamente él ordena a uno de sus partidarios que tiendan un cerco sobre ciudades y les corten el suministro de alimento.

El presidente derrocado está impedido de participar en las elecciones del 3 de mayo como candidato a la presidencia, luego de que se anulara su triunfo en los comicios de octubre por «irregularidades» detectadas por una auditoría de la OEA.

Sin embargo su heredero político, el economista Luis Arce, encabeza con 26 por ciento las intenciones de voto, seguido por el líder de derecha, Luis Fernando Camacho y el ex presidente Carlos Mesa (centro), ambos con 17 por ciento.

En cuarta posición figura la autonombrada presidenta, Jeanine Áñez, con 12 por ciento, según un sondeo de la firma Mercados y Muestras, difundido hace una semana.

Las autoridades de facto de Bolivia detuvieron este lunes al abogado Wilfredo Chávez, el segundo de los encargados de presentar la documentación del expresidente Evo Morales para ser postulado a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

‘Denunciamos ante el pueblo boliviano y la comunidad internacional que la dictadura ha instruido la detención del delegado político del MAS ante el @TSEBolivia y mi apoderado, Wilfredo Chávez. Este es un atropello sin nombre que quiere proscribirnos’, escribió Morales en su perfil de twitter.

Las circunstancias de la detención aun no están claras y el gobierno de facto no se ha pronunciado sobre el asunto, considerado por analistas como un atentado a los derechos políticos del exmandatario, refugiado político en Argentina.

El domingo fue detenida la otra apoderada de Morales, la también abogada Patricia Hermosa, a quien le fue sustraída parte de la documentación a presentar ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para oficializar la candidatura al legislativo por el partido Movimiento al Socialismo (MAS).

Hermosa y Chávez recibieron un poder notarial registrado por el Agente Consular de Bolivia en Argentina para realizar las gestiones correspondientes ante el TSE de cara a las elecciones generales del 3 de mayo próximo.

La detención de ambos representantes legales es vista como una prueba de las constantes denuncias de persecución política hechas por Morales, cuyo objetivo, asegura, es impedir su acceso a cargos públicos.

‘Primero, los golpistas tuvieron miedo de mi candidatura a la Presidencia. Ahora temen que me postulen como diputado o senador. Legalmente, nada me impide ser candidato, pero los golpistas quieren proscribirme y silenciarme, no lo lograrán’, escribió el primer presidente indígena de Bolivia en su perfil de twitter.

Estos impedimentos a aspirar a una carrera política en su país, fueron referidos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el abogado argentino de Morales, Gustavo Ferreyra, para que dicha organización abogue mediante una medida cautelar para que se respete ese derecho.

La detención de ambos abogados y el secuestro de los documentos convierten al país andino a los ojos de Ferreyra en ‘un Estado de No derecho singularizado por el ejercicio de la fuerza bruta e irracional en la autoridad ejecutiva dictatorial’.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com