Macri lleva a la Argentina al menor consumo de carne en los últimos 50 años

La Argentina aumenta en 78% su exportación de carne en el 2018 y rompe record de envios, al mismo tiempo que somete al hambre a gran parte de su población. El consumo interno de carne vacuna el año pasado fue el más bajo en el último medio siglo.

A raíz de la baja de los impuestos a la exportación y la disparada del precio, la crisis económica y el aumento de la pobreza, la desocupación y la consiguiente caída del consumo en el país la carne aumenta en exportación y disminuye el consumo interno. En el primer trimestre de 2019 registró el consumo más bajo de los últimos 50 años con 49,6 kilos al año por persona al año, según datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados.

Durante 2002, en plena crisis el consumo había llegado a los 58 kilos por persona. Un año antes, el promedio era de entre 62 y 64 kilos. En tanto, en 1990 el consumo alcanzaba el récord de 78,2 kilos.

La causa de la crisis de consumo de carne es categórica: entre diciembre de 2015 y marzo de 2019, los precios de la carne vacuna aumentaron un 134,1%, la de pollo el 154,6% y los cortes de cerdo el 126,8%. 

La baja del impuesto a las exportaciones de carne en forma de retenciones cambiarias, por parte del gobierno de Macri, derivaron en una escalada del precio perjudicando a los consumidores y aumentaron las ganancias de los empresarios exportadores y productores . Las altas retenciones cambiarias a las exportaciones de granos y carne durante el gobierno Kirchnerista mantenian los precios internos bajos y consecuentemente había bajo niveles de indigencia.

El último informe elaborado por Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la Argentina (CICCRA) refleja que el 2018 fue un año récord para las exportaciones de carne vacuna, con un volumen de 550.503 toneladas, un 78% de aumento en comparación con 2017.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com