Pa’í rescata perros de la calle y en la misa busca sean adoptados

El padre João Paulo es el jefe de la parroquia de Santana en la ciudad de Gravatá, Pernambuco. Lleva a la misa a los perros que encuentra en las calles para que los fieles los adopten.

                     Cada vez que encuentra un perro abandonado en las calles de Gravatá (PE), el padre João Paulo lo lleva a la iglesia para que lo adopte alguien interesado.

John es jefe de la parroquia de Santana. Mientras celebra la misa, el sacerdote deja a los perros deambulando por la iglesia, llamando la atención de los fieles. A menudo, una mascota es adoptada y llevada a casa.

Cuando un perro no es adoptado, el párroco lo aloja en su propia casa, manteniéndolo alejado de los peligros de las calles.

Hasta ahora, João Paulo ha salvado a docenas de perros callejeros. Entre misas, lleva a los animales al lugar sagrado, aprovechando la gran cantidad de fieles, y los organiza para su adopción.

También le pide a la comunidad que se involucre e invite a otras personas potencialmente interesadas en proporcionar un hogar a los animales. Gracias a las acciones del sacerdote, el número de perros callejeros en las calles de Gravatá, que tiene 228,000 habitantes, se ha reducido sustancialmente.

El padre Joao Paulo en plena misa acompañado de uno de los perros rescatados de la calle a punto de ser adoptado por uno de los fieles.

Please follow and like us: