¿Quién dijo que no es un golpe?

Fernando Mayorga, director del Centro de Estudios Superiores Universitarios de la Universidad Mayor de San Simón (Bolivia)

Evo Morales renunció a la presidencia. No fue derrocado. Esa diferencia hace suponer que no es un “golpe de Estado” sino una victoria de “la libertad contra la tiranía”, un eficaz relato que acompañó la movilización de sectores urbanos.

Es un “golpe de Estado” en proceso. No fue judicial ni constitucional, sino resultado de una movilización social y una acción opositora conspirativa que fue minando al Gobierno del MAS.

A la protesta que paralizó varias ciudades se sumó un motín policial que derivó en un apoyo oficial al pedido de renuncia de Evo Morales esgrimido por la oposición.

Enseguida, las fuerzas armadas, que no deliberan por norma constitucional, “recomendaron” a Evo Morales que renunciara. A la defección de las entidades estatales encargadas del orden y la seguridad siguió el despliegue de un plan para provocar la renuncia de ministros y parlamentarios del MAS con ataques a sus viviendas, toma como rehenes y amenazas de muerte. Por eso Evo Morales señaló que renunciaba para resguardar la vida y seguridad de sus seguidores.

Paralelamente, el cabecilla de la protesta anunció la instalación de un “Gobierno transitorio” y anunció juicio de responsabilidades a Evo Morales por “justicia divina”. Él mismo anunció, en un tuit, que había una “orden de aprensión (sic) para Evo Morales”. Es un dirigente cívico que da instrucciones a la Policía y fuerzas armadas. ¿Quién dijo que no es golpe?

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com