vie. Sep 20th, 2019

¿A quien beneficiaba el silencio de la Fuerza de Tarea del Lava Jato durante la campaña del 2018?

Moro era pintado como un superhéroe por los grandes medios e hicieron la vista gorda a todo tipo de violaciones y abusos en sus actuaciones como juez.

En la más reciente divulgación de mensajes intercambiados entre procuradores del Ministerio Público Federal, integrantes o no de la Lava Jato, hay críticas al repentino silencio de la Fuerza Tarea durante la campaña electoral de 2018. Una de ellas partió de la procuradora Jerusa Viecili, de Porto Alegre. Manifestó preocupación, por ejemplo, en cuanto a las amenazas de candidatos al Planalto de no respetar la lista triple en el nombramiento del futuro Procurador General de la República.

Los presidentes Lula y Dilma Rousseff siempre indicaron los primeros colocados en la lista votada por fiscales de todo Brasil. Aunque Jerusa no ha nombrado a los «candidatos» a los que se refería, Jair Bolsonaro dijo durante la campaña electoral que no necesariamente respetaría listas tríplices en sus indicaciones.

«Más grave, aún, ver pasivamente, amenazas a la libertad de prensa cuando somos los primeros en afirmar la importancia de la prensa para el éxito de la Lava Jato», agregó la fiscal en el mensaje. Jerusa escribió que no le gustaría ver a Lava Jato como «co-responsable de los acontecimientos electorales de 2018». El mensaje es de 25 de octubre de 2018, a tres días de la segunda vuelta de las elecciones, disputado entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad.

El vicepresidente Hamilton Mourão confirmó que el sondeo al juez federal Sérgio Moro, estrella de la Lava Jato, se convirtió en ministro de Justicia, había sido entre la primera y la segunda vuelta de las elecciones. El sondeo ocurrió después de una decisión de Moro que claramente perjudicó al candidato del PT, Fernando Haddad.

A seis días de la primera vuelta, Moro había huido fragmentos de la delición no homologada del ex ministro Antonio Palocci con graves acusaciones al PT, Lula y Dilma Rousseff.

En la época, se justificó: «Nadie está siendo procesado o juzgado por opiniones políticas. Hay serias acusaciones por crímenes de corrupción y lavado de dinero. Si son o no procedentes, es cuestión a ser evaluada en la sentencia. Tendrá la defensa la oportunidad de presentar todos sus argumentos en las alegaciones finales, pero la farsa de la invocación de persecución política no tiene lugar ante este juicio».

De acuerdo con el Intercept, al día siguiente de su primer mensaje, el 26 de octubre de 2018, la procuradora Jerusa Viecili insistió: «Ya desvirtúan lo que hablamos contra la corrupción estar a favor del Bolsonaro. pero no voy a insistir más. el hecho es que la FT (Fuerza Tarea) siempre comentó todo (desde la búsqueda y aprehensión en favela, ley de abuso de autoridad, amnistía, indulto, camarera, etc …) y ahora no comenta independencia del MP, libertad de prensa y BA [ búsqueda y aprehensión] en universidad «.

Entre los días 23 y 25 de octubre de 2018, la Justicia Electoral había realizado operaciones de búsqueda y aprehensión en universidades públicas de nueve estados brasileños, bajo el argumento de que campañas político-partidarias estarían ocurriendo en los campus. La acción, violadora de la autonomía universitaria, de la libertad de expresión y del derecho de reunión, sufrió fuerte rechazo incluso en sectores conservadores de la sociedad. La Fuerza Tarea de la Lava Jato no se manifestó, sin embargo, como recordó la procuradora Jerusa Viecili, ya había expresado su opinión, por ejemplo, condenando la ley del abuso de autoridad y el indulto de Navidad, previsto en la Constitución Federal y prerrogativa del presidente de la República, no del Poder Judicial. ¿A quién interesaba el silencio de la Lava Jato?

El procurador Dallagnol desarrollando su power point que usó como única «prueba» de que Lula era el jefe de una asociación criminal.
Please follow and like us: