Elecciones 2019: los negocios que Macri les facilitó a sus aportantes de campaña

Entre los principales aportantes de Juntos para el Cambio en las PASO figuran empresas y personalidades que se beneficiaron con la política del Gobierno. Quiénes son y cuánto ganaron. 

Crédito: El Destape.

Entre los principales aportantes de la campaña electoral de Juntos por el Cambio en las PASO figuran empresas y personas que se vieron beneficiadas por las políticas del presidente Mauricio de Macri. Son algunos de los pocos ganadores del actual modelo. 
Los datos de los “contribuyentes” surgen del registro público de aportes de la Cámara Nacional Electoral. Se trata de un nuevo sistema, que está establecido en la ley N°27.504, en el que los aportantes informan sus contribuciones a las distintas fuerzas políticas. Vía esa normativa, que nació luego del escándalo de los aportantes truchos que reveló El Destape, se habilitó a las empresas a realizar contribuciones de campaña a los partidos políticos.
Una de las familias que más dinero aportó en la campaña de Juntos por el Cambio fue la de Pérez Companc. En total sumó $ 6,3 millones.
El 7 de agosto, la familia Pérez Companc declaró que aportó vía SICMA $ 4.535.618 a la campaña nacional.

SICMA, que es una sociedad de inversión de los Pérez Companc, es uno de los principales aportantes de la campaña de Macri.

Para tener una dimensión: los topes máximos de aportes son $4.620.494 para la campaña presidencial, que es distrito único, y $ 1.705.109 para la provincia de Buenos Aires.
En la misma fecha, la empresa también informó que puso $1.674.668 para la Legislativas de la provincia de Buenos Aires. Así sumó más de $6 millones para el oficialismo.

La familia Pérez Companc es dueña de la empresa Molinos Río de la Plata, que tiene una planta en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, que en el último tiempo fue visitada por Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. El beneficio que Macri le dio a los Pérez Companc se relaciona a esta firma.

En agosto de 2018, a través de un decreto , Macri ordenó revocar una resolución del gobierno anterior y allanó el camino para que se le condone a Molinos una deuda de U$S 70 millones con la AFIP por gravámenes a las exportaciones, que acarreaba desde 2007 y 2008.

La familia Brandi, vinculada a la Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) aportó una suma similar a la de los Pérez Companc. A través de distintos giros, sumó $ 6,5 millones.

Martin Fernando Brandi, presidente de PCR, una empresa privada de petróleo y gas, aportó $ 1 millón. Así lo hizo público el 2 de agosto. 

La firma está a cargo del parque eólico con mayor potencia instalada del país. Está en Santa Cruz y se inauguró en junio pasado. Se trata del Bicentenario. Le fue adjudicado por la Secretaría de Energía a través del programa RenovAr 1.5. El contrato está atado al dólar y se extiende por dos décadas.

Además, PCR está a cargo de otros dos parques eólicos: San Jorge y El Mataco, ambos en provincia de Buenos Aires. 

Y es controlante de PETROMIX SA, que el 7 de agosto comunicó que giró otros $ 4 millones para la campaña. El  mismo Brandi es el presidente de PETROMIX SA.  

¿Qué hace PETROMIX? Presta servicios para la industria y el comercio y en especial para la explotación petrolera, uno de los pocos sectores que ganó durante el macrismo.

Hubo un tercer movimiento de dinero de la familia Brandi. Marta Amalia Mesa, madre de los Barndi, aportó para la campaña de Vidal. Mesa tiene 94 años y también integra el directorio de PCR. Acercó $ 1,5 millón, según declaró el 1 de agosto.  

Eduardo Costantini aportó $1.670.000 a la campaña del oficialismo, vía las firmas Consultatio y Nordelta. Lo hizo a través de dos pagos de $ 835.000 cada uno. Ambos tuvieron por destino las legislativas bonaerenses. Lo declaró el 9 de agosto. 

Consultatio, la empresa que Costantini fundó a principios de los 90, en 2017 se quedó con las subastas públicas N° 29, 32 y 34, todas pegadas a Puerto Madero, para la construcción del predio Catalinas Norte. En total, pagó U$S 140 millones por esos terrenos. Se estima que el negocio, de mínima, supera los U$S 450 millones.

No es casual que Costantini se haya quedado con este negocio. Y haya hecho el aporte millonario a la campaña macrista. Entre los integrantes del directorio de Consultatio figura José María Torello, jefe de asesores de Macri y apoderado del PRO, una de las personas más influyentes del Gobierno pese a su baja exposición. Un dato de color refleja el entreccruzamiento entre negocios y la función pública: sin temor a la vergüenza, el 5 de mayo de este año, al publicarse la conformación del directorio de Consultatio en el Boletín Oficial, Torello no tuvo empacho en fijar domicilio en Balcarce 24, es decir, la Casa Rosada.

A pesar de que aseguró que con Macri dejó de ser billonario, Costantini decidió apostar por Juntos por el Cambio, al menos en la provincia de Buenos Aires.

El 23 de julio, el exbanquero Jorge Guillermo Stuart Milne declaró que aportó $1.640.000 para la campaña bonaerense. Mientras que Miguel Lain Stuart Milne sumó 200 mil pesos a la campaña porteña.

Los bancos fueron de las instituciones que más ganaron durante el macrismo. Entre 2016 y 2019, es decir, en la era Macri, el Banco Patagonia ganó $18.707 millones. Y un 167% entre 2016 y 2018. Justamente aquel año, la familia Stuart Minle dejó de ser accionista del Banco Patagonia al vender sus tenencias (poco más del 20%) a los dueños del Banco do Brasil por banco más de u$s200 millones.

Los Stuart Milne también están vinculados al fondo de inversión Degasa.

Como no podía ser de otra manera, entre los mayores aportanes de campaña del macrismo figura Central Puerto, la empresa de su “hermano de la vida”, Nicky Caputo.

La “contribución” de $1,6 millón se hizo a través de María Luisa Barbara Miguens, accionista Central Puerto, quien aportó para la campaña de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires.

Figuran 3 transferencias que suman un monto de $1.290.000, que fueron informadas el 23 de julio. Un día después comunicó que transfirió otros $ 350.000.

Central Puerto, vinculada a la generación y distribución de energía, se benefició con la política energética del macrismo. Según se desprende de sus balances, de diciembre de 2017 a diciembre de 2018 ganó $12.000 millones.

Es que el balance del año pasado refleja una ganancia neta consolidada que aumentó un 227% respecto a la de 2017. Fue de $17.185 millones contra los $5.262 millones de aquel año. 

Esto se debió, entre otras cosas, a la dolarización de las tarifas de la energía. 

Además, CTPT también obtuvo la central termoeléctrica Brigadier Lopez, que le fue otorgada por el Gobierno, en una licitación en la que fue la única oferente. Pagó un precio inferior a su valor real: fueron U$S165 millones por la central (155 millones en cash y 10 mediante una deuda que tiene Cammesa con su empresa). A esto sumó el hacerse cargo de una deuda que tenía la central de otros U$S161 millones pero a pagarlos en tres años.

El resultado EBITDA de esta central al 2017 era de u$s62 millones. Es decir, que pagaría la deuda con la ganancia de la empresa. Después del tercer año, todo es ganancia.

Al 30 de agosto, el total de aportes a la campaña presidencial de Cambiemos informada a la Cámara Electoral ascendía a casi $ 45 millones. Entre los aportantes también figura el propio presidente, quien contribuyó con $100 mil. La misma suma acercó el ministro de Defensa, Oscar Aguad. No fue el único funcionario: acercaron dinero desde Hernán Lombadi a Gustavo Lopetegui, Pablo Noceti y Alejandro Finocchiaro, entre otros.
 

Please follow and like us: