La Alemania productora de glifosato dejará de usar el agrotóxico en el 2023

Mientras el Paraguay se rocía con alrededor de 40 millones de litros de agrotóxicos por año, entre ellos con el RoundUP, Alemania ha decidido eliminar progresivamente su uso hasta eliminarlo totalmente en el 2023. A continuación un artículo elaborado por Base Investigaciones Sociales.

Asunción, 8 de octubre de 2019 (BASE-IS) El país donde esta ubicada la casa matriz de la Bayer, principal productora de Glifosato a nivel mundial, acaba de fijar al 31 de diciembre de 2023 como la fecha a partir de la cual el conocido veneno estará prohibido. El glifosato tiene también fecha de caducidad prevista en la Unión Europea, donde hasta el momento solo cuenta con autorización hasta finales de 2022; mientras en Paraguay por año se importan cerca de 15 millones de kilos de glifosato con los que se riegan unas 3.5 millones de hectáreas de soja transgénica.

Según publicaciones de medios internacionales la prohibición del glifosato Alemania se enmarca en una campaña del Ministerio de Medio Ambiente de lucha contra la extinción de los insectos. La biodiversidad y la protección de los insectos, sobre todo de las abejas se ha convertido en una fuerte preocupación para muchos alemanes. El objetivo es “reducir sistemáticamente” a partir de 2020 el uso de productos que contengan glifosato en parques y jardines privados y en los campos antes de las cosechas y “eliminar totalmente” su uso un año más tarde. El Ministerio de Medio ambiente indica que los herbicidas de amplio espectro como el glifosato eliminan no solo las llamadas malas hierbas, sino también plantas de las que dependen especies de insectos para su alimentación.

En julio de este año Austria se convirtió en el primer país en prohibir el herbicida que. En 2015, el grupo de investigación sobre cáncer de la Organización Mundial de la Salud, el IARC la Salud, clasificó el glifosato como “posiblemente cancerígeno para humanos”. La empresa Monsanto comercializó inicialmente el polémico herbicida bajo el nombre de Roundup. Bayer compró Monsanto el año pasado y se enfrenta a demandas millonarias por supuestos efectos en la salud humana. El uso de este herbicida, uno de los más extendidos en todo el mundo, lo comercializan ahora también otras empresas agroquímicas. A nivel global existen unas 8.700 demandas contra Monsanto, donde los acusadores sostienen que el glifosato produce cáncer; estos fallos podrían llegar a costar a la compañía unos U$S 680.000 millones de dólares según la agencia Bloomberg.

Desde Bayer, criticaron la decisión, por considerar que no responde a la evidencia científica. “No estamos de acuerdo con la decisión del Gobierno alemán de prohibir el glifosato a finales de 2023. Esta decisión ignora décadas de evaluaciones científicas de agencias reguladoras independientes […] el glifosato es seguro cuando se emplea correctamente”, indicó Liam Condon, presidente del departamento de cultivos de Bayer en un comunicado. La empresa asegura que las ventas de glifosato en Europa representan menos del 10% de las ventas del compuesto químico en todo el mundo. Bayer confía en que la Unión Europea renueve a partir de 2022 la licencia para su herbicida.

En América Latina la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina (UCCSNAL), realizó en reiteradas ocasiones un llamado a las autoridades y pueblos de los países latinoamericanos para que se prohíba el uso del glifosato. Según indica la coalición científica el pedido se basa “en el aumento de las evidencias de los graves efectos dañinos que este herbicida ocasiona en la salud humana y en especies claves para el equilibrio ecológico”. La UCCSNAL denuncia que en países como Argentina, Brasil y Paraguay, existen registros de tasas elevadísimas de cáncer, linfomas, leucemias, enfermedades autoinmunes, malformaciones genéticas y otras enfermedades en personas que habitan las comunidades “rodeadas por campos de soja transgénica, donde se realizan aplicaciones aéreas intensivas de glifosato y la mayor parte de las veces sin aviso previo”.

Please follow and like us: