vie. Sep 20th, 2019

Los «jaeggli’smboy» o los adoradores del libre mercado que vivían de los subsidios estatales

Por Jorge Villalba Digalo

La Fundación Libertad adoraba el mercado. En su sitio web lo alababa a cual Dios justo e infalible.

Alfredo Jaeggli y sus seguidores se llenaban la boca de expresiones como libre competencia, libre mercado, no a los subsidios, etc. Claro, el no a los subsidios era a los subsidios para los sectores pobres, no para ellos. Paradójicamente toda su actividad denostadora de los subsidios la financiaba con el subsidio del Estado!..

Ni bien dejaron de recibir el subsidio de todos los paraguayos la fundación dejó de existir.

Hoy ya no tienen ni siquiera una página web que por su bajo costo puede tener hasta el almacén de la esquina. Ni siquiera son capaces de publicar algún comentario o artículo en su cuenta de facebook desde el 2011, en donde las publicaciones no tienen ningún costo.

La Fundación de Jaeggli y sus «jaeggli’smboy» formaban parte, según sus estatutos, de una organización sin fines de lucro, como haciendo creer que la militancia de sus seguidores era una especie de servicio público, pero apenas se les acabó el chorro del dinero de los contribuyentes también desaparecieron sus seguidores, su mentor Jaeggli y la fundación.

LA DECADENCIA DE JAEGGLI

Prácticamente no hay fato en donde no haya aparecido el nombre de Alfredo Jaeggli. Se quedó con miles de hectáreas que eran para reforma agraria, gestionó la entrega de créditos del IPS a empreasrios loque derivó en millonarios clavos, se corono campeón de otorgamiento de pensiones graciables cuando fue senador, y hasta se «disfrazó» de campesino para quedarse con tractores del MAG.

Como si todo fuese poco él mismo, como senador, aprobaba subsidios presupuestarios a su ONG, Fundación en Libertad que se encargaba de despotricar contra los subsidios estatales..

Eterno defensor de los empresarios sojeros y enemigo de los sindicatos.

Siempre dispuesto a todo para seguir chupándole la sangre al pueblo. Intentó sobrefacturar unas tierras que quería vender al MOPC, participó del baile del caño y se disfrazó de mujer para autoentrevistarse ya que nadie lo entrevistaba. Y hasta se autopropuso como ministro de hacienda y como director de obras de la Municipalidad de Asunción. Sólo le faltó candidatarse a Miss Bikini en el balneario Veracruz y hasta repartió dinero a cambio de votos en las elecciones azules, fiel a su creencia de que todo se compra y todo se vende hasta hizo una defensa pública de su compra de votos.

Jaeggli versión femenina y Jaeggli conversando en su programa de radio, en donde Jaeggli mujer cuenta sobre los abusos que sufrió de parte de su tío.

Dispuesto a cualquier cosa por lograr la atracción y el voto del electorado para seguir disfrutando de las sinecuras del poder.

Jaeggli en otra de sus actitudes payasescas en el Senado.
Please follow and like us: