Modernizar Aduanas podría aumentar disponibilidad de recursos del Estado

Por Romina Villalba Núñez.

La modernización de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) podría redundar en un aumento substancial de los recursos del Estado para atender el cumplimiento de la deuda pública, que ronda los 14.000 millones de dólares, y también podría servir para mejorar los servicios que presta el estado y eventualmente aumentar las transferencias a diversos sectores con el objetivo de elevar el nivel de vida de los sectores marginados y al mismo tiempo dinamizar la demanda interna.

La DNA en los años prepandémicos recaudabaalrededor de 2.000 millones de dólares anuales equivalente a alrededor del 40% de los ingresos tributarios del Estado que está compuesto por impuestos, tasas y contribuciones. La cifra es significativa, pero sin embargo, existe un margen importante para aumentar la recaudación de los aranceles aduaneros, lo que derivará en un aumento también de la recaudación de los impuestos recaudados por parte de la Subsecretaría de Estado de Tributación como el Impuesto a la Renta de las Empresas (IRE), el Impuesto Selectivo al Consumo y el Impuesto al Valor Agregado, ya que Aduanas actúa como agente de retención de estos impuestos.

Los niveles de pobreza se han disparado con la pandemia que ha significado el encierro de la población por varios meses con lo que la actividad económica y los ingresos familiares se redujeron a tal punto que muchas empresas, en especial los relacionados al turismo y restaurantes, entre otros, tuvieron que cerrar sus puertas, aumentando el desempleo a nivel nacional. Un aumento de los ingresos fiscales, sin aumentar el nivel de los impuestos actuales, sería de una gran utilidad  para aliviar la difícil situación de sectores sociales.

Está claro que una modernización y mejoramiento de los controles al comercio internacional derivará no solamente en el aumento de la recaudación de los aranceles aduaneros, sino que también de los demás impuestos internos. El ingreso de contrabando no solamente significa la evasión del pago de los aranceles aduaneros, sino que también la evasión de los demás impuestos que conforman la cadena de impuestos que debería haber abonado la mercancía de ingresar al país legalmente.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES.

La debilidad en los controles de la DNA es manifiesta, el propio Director Nacional de Aduanas, Julio Fernández Frutos, dijo a El Informante 247, que la institución solamente cuenta con 20 personas destinadas al combate del contrabando en la zona secundaria y que necesitan por lo menos 100 personas dedicadas a las tareas de control y persecución en ruta.

Otro hecho que habla de la gran debilidad de los controles es el bajo nivel de escaneo de las operaciones. Aduanas solamente realiza alrededor de 200.000 escaneos anuales cuando están en funcionamiento todos sus escáneres son diez en total, lo que no ocurre siempre atendiendo a que son en su mayoría máquinas de años atrás.

La falta de radar es otro de los puntos débiles en materia de seguridad de la nación, lo que da luz verde al tráfico de drogas, que en muchos casos contaminan las cargas de diversos productos de exportación legal, derivando en perjuicios para el comercio exterior.

En el caso de la escasez de personal para el control en zona secundaria una posibilidad que viene estudiando Aduanas es la de incorporar personal comisionado de otras instituciones, de forma a no agrandar el aparato administrativo del estado y evitar un aumento del gasto rígido.

En tanto que en materia de escaneo de contenedores y de carga encarpada en principio se había estudiado la posibilidad de que cada puerto privado realice una inversión y recupere la misma aplicando una tasa por los servicios de escaneo. Sin embargo, como el Paraguay es un país relativamente con bajo movimiento en el comercio exterior entonces la recuperación de la inversión requeriría de servicios muy costosos afectando el comercio y el precio interno de los productos importados afectando a los consumidores locales.


Uno de los escáneres con que cuenta actualmente la DNA que debe ser reacondicionado y actualizado en materia de software para obtener mejores resultados.


En consecuencia una salida consistiría, ante la escasez de recursos, establecer centros de escaneos con un escáner en donde se pueda escanear la carga que mueven varios puertos. Un centro estaría en la zona de Mariano Roque Alonso y podría servir para el control de la carga de los puertos Caacupemí, Puerto Fénix y San José, mientras que otro centro de escaneo podría ubicarse en la zona de Villeta donde están asentados algunos puertos privados y la ANNP.

Entre los problemas que conspiran contra una mayor eficiencia aduanera se encuentran también la necesidad de una modernización total de su sistema informático, tarea que recién ahora realiza la administración actual con la asistencia de la Agencia Internacional de Cooperación de Korea (KOICA) y apunta a convertir a la Aduana en una institución más transparente y eficiente en la recaudación de los tributos aduaneros.

La institución necesita avanzar también en la recepción de información electrónica de los países de origen de las importaciones de forma a saber con anticipación qué mercancías se traen, el valor, el consignatario y el exportador.  El acceso a la información mejorará los controles y los ingresos tributarios.

En el desarrollo y perfeccionamiento de esta tarea debe darse a los países de los que más se importa que son China, Brasil, Argentina y Estados Unidos. En nuestro país las exportaciones están libre de impuestos por lo que el control debe, prioritariamente, centrarse en las importaciones y en la medida en que avance el fortalecimiento de la DNA se debería avanzar sobre el control también de las exportaciones.  

ANALISIS DE RIESGO.

Una cuestión en la que  Aduanas debe trabajar es en el mejoramiento de la gestión de riesgo y el uso de los canales de selectividad con mayor eficiencia, es decir, que con menos intervenciones en el control se obtengan menores resultados en la detección de mercaderías de contrabando.

El canal verde es utilizado para facilitar las importaciones de empresas que han demostrado ser serias y cumplidoras de sus obligaciones tributarias y tienen un trato preferencial en términos de agilización del despacho. El canal naranja se destina a empresas que deben someterse a un estudio detallado documental de las importaciones. En tanto que el canal rojo implica que la importadora deberá someter sus importaciones a un control físico y documental.

Es hora de contar con una asignación de canales basada en criterios medibles. Deberían tenerse en cuenta indicadores como cumplimiento de normas tributarias, antecedentes penales y judiciales de la empresa y sus asociados, solvencia moral y económica, antecedentes en la tramitación de los despachos, etc. De forma que la selección del canal se realice con la mayor eficiencia. Después de todo el gran desafío del país, en materia de comercio internacional, hace relación al equilibrio que debe existir entre el control y la rapidez de las transacciones, de forma que los controles no se conviertan en un obstáculo para el desarrollo nacional.

Please follow and like us:
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com