lun. Sep 16th, 2019

Moro gana tiempo y Dallagnol se puso la soga al cuello


Los que alaban la actitud de Moro de asistir ayer a la Comisión de Asuntos Constitucionales para ser sometido a un interrogatorio están profundamente equivocados. No fue un acto de transparencia, ni de valentía, ni nada por el estilo. En realidad era lo único que podía hacer, ya que faltar al encuentro lo hubiera dejado marcado como culpable de las acusaciones.


Moro también entregó su celular a la policia para ser periciado. La no entrega hubiera significado una baja importante de su imagen. Ahora, la policía está bajo su mando!. Ese es el punto que algunos no perciben. La ida de Moro al interrogatorio le permite ganar tiempo y oxigena al gobierno. Moro tiene más popularidad que el propio Bolsonaro, por lo que el mismo Bolsonaro está empeñado en protegerlo.

Moro se negó a dos cosas respondiendo con evasivas. Una de ellas era la de pedir a Dallagnol que entregara su celular para peritaje. Y la segunda, la de autorizar a Telegram que diera a conocer las comunicaciones con el Grupo de Tareas del Lava Jato. Situaciones que no fueron bien explotadas por los parlamentarios que fueron al interrogatorio sin preparación.


El que más ha perdido es DAllagnol, el procurador del power point y compinche de Moro. El procurador, que invoca a Dios a menudo, intentó apoderarse con otros agentes del lavajato de 2.500 millones de reales de la Petrobras, además no entregó su celular a la policía y ahora resulta que borró su cuenta de Telegram pretendiendo hacer desaparecer sus comunicaciones con Moro y otros operadores del lava jato.

Dallagnol y el power point con el que «demostró» que Lula era jefe de una organización mafiosa.
Please follow and like us: